A través de este acuerdo –oficializado este día en un acto simbólico por el presidente de la CEL, David López, y Maurizio Bezzeccheri, gerente de Enel Green Power para América Latina– la INE, empresa del Grupo  CEL, pasa a ser dueña de todas las acciones de LAGEO, única empresa autorizada para explotar los recursos geotérmicos del país.

El secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, aseguró esta mañana en una entrevista televisiva que dicho acuerdo permite garantizar la conservación de un recurso estratégico para el país y para la política económica del gobierno, ya que la explotación geotérmica aporta más del 23% de la generación energética de El Salvador.